lunes, 18 de febrero de 2013

EN LOS SUBURBIOS DE MI ALMA

                                 Imagen de Wikipedia




En los suburbios de mi alma

se está librando una guerra,

se está librando con armas

que jamás hubo en la Tierra;

mis sentimientos avanzan

sin tener una estrategia,

y es mi pulso quien dispara

contra soldados sorpresa.



Y según avanzo,

con tantos disparos

y tantas sorpresas,

flaquean mis fuerzas,

me tiemblan la piernas

y el miedo me apresa.



Y el caballo que me lleva,

que es caballo de batalla,

ya no puede batallar,

tiene una pata quebrada

y la otra va que va,

y el bocado le hace llagas

en el hueco de las muelas

que ha perdido en tantas guerras

y lo pasa muy muy mal,

poco ve, ya casi nada,

pues su vista está cansada

de ver sangre derramada

en los terrenos que pisa...



Y por esto y otras causas

siento la derrota cerca,

en la espalda siento frío

y en la mente una certeza,

la sangre ya llegó al río

en esta batalla fiera.



Ofrezco mi rendición

al ejército contrario

a cambio de que yo pueda

vivir sin muchos agravios,

veremos lo que responde

y el tratado que firmamos

si antes no nos damos la espalda

y nos cortamos las manos,

espero que todo quede

en un tratado de hermanos

y mi caballo descanse

en ese frondoso prado

donde la hierba es sabrosa

además de un buen bocado

y donde el olor a sangre

nunca ha estado allí instalado

pues el olor que allí habita

es de las flores del campo,

y es que mi caballo bueno

se merece un buen descanso

pues me ha llevado en sus lomos

sin poner ningún reparo

y me salvó de capturas

que andaban tras de mis pasos,

corría como los vientos

volaba como Pegaso

y me miraba travieso

cuando estaba descansado,

por eso y por muchas cosas

le quise y le quiero tanto.



Mañana será otro día

y ya veremos que pasa

si izamos bandera negra

o izamos bandera blanca,

y veremos si amanece

una mañana más clara

que permita la esperanza

de que las guerras se acaben

y empiece a reinar el alma

en toda la Tierra nuestra

pues este botón de muestra,

que milenios lleva expuesto,

nos ha demostrado ya

que en la guerra hay muchos muertos

y que enterrando los rencores

se pudieran evitar estos.


23 comentarios:

  1. No te rindas, caballero! Tu amado caballo por salir a galope piafa desde los Articos a Burkina Fasso, nada que una buena ferula y unos puntos de sutura, no pongan remedio. Muchos moriran, claro que moriran muchos, pero hasta su ultimo aliento, el permanecera enhiesto... un abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras Verde Bosque, hago lo que puedo pero... el viento sopla en contra ¡y de qué manera!

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. que dilema!!!! entregarse al enemigo e intentar confiar en un tratado con quien a su vez no sabemos si quiere matarnos... O morir con el honor de nunca haberse doblegado... Ay, que dilema!, me quedo con la parte de que "no deben existir las guerras" ni "muertos por ellas"... Digna misión de ese caballo tan desgastado, merece un descanso con una buena jubilación durante su vejez.
    Inmensa poesía, cargada de versos que son tan universales... Excelente Impersonem! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un dilema... pero es que estoy uuuuufffffffff

      Gracias por tus amables palabras...

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Las guerras solo sirven para la destrucción de un país y para crear más miserias, caen unos, caen otros, siempre los mismos el pueblo, ya que quién tiene los bolsillos llenos no va a permanecer en él, pero..., siempre lo hay, según la situación en la cual están temblando muchas personas y el hambre empieza hacer y por lo visto quieren un país de analfabetos, ya que están cortando las facilidades que había, ¿que quieres que te diga impersonem? cuando las manifestaciones quedan para sordos, ya que no utilizan el sonotone...Pues eso que no hay arreglo y quién roba se declara insolvente ya que se queda empobrecido, mira tú.
    Que pasa con la humanidad de las personas que pasa con los desahucios, que importa que esas personas se suiciden antes de verse en la calle, como hoy otra mujer.
    Que no, que por las buenas no se consigue nada. Mas que rencores según lo veo, es cuestión de supervivencia.

    Ojala las guerras se acaben, ojalá tú caballo y el mío puedan estar en ese frondoso campo.

    Me ha gustado mucho el poema, fijare para lo que ha dado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TAl y como tú dices Soledad... las guerras sólo sirven para la destrucción... y sí, la vida se está poniendo mucho peor de lo que estaba y aún se pondrá peor... y tienes toda la razón, por las buenas no se consigue nada... y efectivamente en este mundo venimos a sobrevivir y a veces... no se consigue.

      Besos.

      Eliminar
  4. No te rindas, no flaquees, no te canses, no te sientas derrotado, no sientas miedo, amigo Impersonem, sigue luchando por lo que creas justo, y aunque es humano flaquear, y sentirse cansado, sé que tú no te darás por vencido y seguirás izando banderas, y seguirás en tu lucha, en tu causa, porque la esperanza no hay que perderla, ni los sueños han de romperse por los que uno lucha y crea sean justos.

    Estoy segura que tú eres fuerte en este mundo gris creado de sombras e incertidumbres.

    Impersonem, gracias por seguir escribiendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María... gracias por el ánimo... me hace mucha falta... me gustaría contestar más extensamente... pero mi ánimo me enmudece.

      Besos.

      Eliminar
  5. Espero que sea un buen tratado de paz y por supuesto sin rencores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Al emprender una contienda pensamos en que siempre hay ganadores, pero olvidamos que también hay vencidos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay vencidos, algunas veces por circunstancias inexplicables que se alían conspirativamente...

      Besos.

      Eliminar
  7. Qué buenas rimas, me ha encantado... sólo espero que la sangre no llegue al río, ni los ejércitos a tu alma.
    Un abrazo.
    HD

    PS: Te mandé un mail.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Humberto... yo también lo espero...

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Qué bonito. Casi una parodia de un romance medieval.

    Una "fiera batalla, con armas que jamás hubo en la tierra y contra soldados sorprpresa".

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soco... seguimos estando en un sistema medieval...

      La batalla es terrible...

      Besos.

      Eliminar
  9. Rendir la espada en nombre de la paz deberia ser el gesto final de toda guerra, aunque claro que mejor serìa aprender de los errores...

    pues este botón de muestra,
    que milenios lleva expuesto,
    nos ha demostrado ya
    que en la guerra hay muchos muertos
    y que enterrando los rencores
    se pudieran evitar estos.

    Cual guerra ha llevado implicita la justicia de principio a fin? Ninguna . ni aun las que con esos supuestos ideales comenzaron...los horrores que desataron, erminaron por dar al traste con ellos, ademàs, de que un solo muerto, ya on muchos...

    abrazos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un solo muerto son muchos Adelfa... nos pasamos la vida combatiendo entre nosotros, con lo fácil que sería vivir en armonía... administrando los recursos de forma planetariamente solidaria... Todos para uno y uno para todos a nivel mundial (sé que esto suena a ingenuidad, pero ese ha sido siempre mi sueño). Pero mi sueño ha sido derrotado y yo también.

      Besos.

      Eliminar
  10. No, Caballero, rendirte no...Eso nunca....!
    Si te cansas, inclínate hacia adelante y abraza el cuello de tu caballo. Siente su calor y cómo sus latidos van acompasando los tuyos. Deja que te lleve, despacito, entre la niebla, caminando al paso.
    Él sabe que tiene que llevarte a un remanso del bosque, donde todo es más claro y hermoso.

    Sabes que hace poco que compartimos galope, pero me permito dejarte mi luz y mi fuerza, para que puedas sumarla a la de tantos amigos que te dan su aliento y cariño más incondicional y sincero.

    Mil abrazos con mucha luz. : )

    LOLA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intentaré Lola... ojalá encuentre ese remanso...

      Gracias. Besos.

      Eliminar
  11. Es profunda tu poesía. Esas luchas interiores se libran a veces dentro de nosotros. Casi es mejor ir sin estrategias, más de corazón.

    Es mejor tener sorpresas a que todo sea plano. Y la experiencia del que a perdido mil batallas es un tesoro, pues lo malo es no luchar por lo que amamos.

    Cuando uno se rinde después de haberlo intentado, cuando llegue el abandono, es cuando la vida suele acercar las cosas a nosotros.

    Un beso


    Sakkarah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LAs luchas interiores están motivadas por circunstancias o sucesos de la vida... y hay que encajarlos en esa vida... pero a veces es imposible...

      Cuando uno se rinde es porque no puede más y sabe que ha perdido...
      Gracias.
      Besos

      Eliminar
  12. Hola,tus poesías me parecen muy interesantes.Me gusta
    Yo tambien tengo un blog de poesía.Te envio la dirección para que las leas y me comentes que te parecen:

    http://anna-historias.blogspot.com.es/

    Saludos

    Anna

    ResponderEliminar