viernes, 11 de julio de 2014

¿LA SABIDURÍA O LA FUERZA ?



 


 Imagen de Wikipedia



-Papá ¿qué es la Ley?
 ¿Quién dictó la Ley,
 la sabiduría o el poder?

-La Ley es una red de sistemas imperfectos,
 que tejida por gente poderosa,
 está al servicio de grandes pescadores,
 no hay en ella igualdad de condiciones
 que al pobre y al rico hagan iguales.

 Entre sus líneas hay cosas que no vemos
 con las que el exégeta de las puñetas
 parte y reparte según sea el Fuero
de quienes se someten a su criterio.

En ella nada es lo que parece
según el criterio del común sentido,
pues hay veces que lo blanco es negro
según el criterio de los entendidos...

Los hilos que la conforman
siguen el trazo
que el poderoso brazo
con fuerza impone
sin que el saber se pronuncie
sobre su naturaleza o resultado.

-Papá ¿qué es la Ley?

-La Ley es una red que arrastra pececillos
 y deja libre a los tiburones.

Impersonem





20 comentarios:

  1. Me he arrepentido tantas veces de haber estudiado Derecho...
    Cuando empecé era un idealista.
    Yo quería ser penalista y salvar inocentes y todo eso...
    Después vi la miseria y la sordidez que reinan en los tribunales, en los bufetes, en la fiscalía... la podredumbre que se ha comido hasta el tuétano de los huesos de la justicia.
    Si pudiera dar marcha atrás y volver a los 18 años estudiaría cualquier otra cosa menos leyes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces sabes perfectamente cómo está el asunto...

      No te arrepientas y haz lo que puedas desde lo personal... lo que te movió a estudiar derecho era altruista y seguro que lo haces fenomenalmente bien.

      Saludos.

      Eliminar
  2. El Código de Hammurabi, el primero del que tenemos constancia;
    el ojo por ojo, tonto el débil, más tonta la mujer débil.

    La ley es prescriptiva y necesita siempre de un mecanismo sancionador. Está al servicio del poder y así ha sido históricamente. En fin...

    Muy buena reflexión poetizada.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el primero.

      Poder condigno lo llama Galbraith en su libro "La natomía del poder". Lo que dices es tal cual.

      Gracias.
      Saludos

      Eliminar
  3. Pensemos que la ley...puede perfeccionarse

    y que la anarquía....no te lleva a nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un sarcasmo ¿no? Sin que ello suponga defensa alguna de la anarquía, pues no soy anarquista en los términos que la definen, ¿no crees que nos está llevando mucho tiempo perfeccionarla ? yo diría que de vez en cuando la regresamos en unos cuantos siglos...

      Abrazo

      Eliminar
  4. Siempre tú.

    Muy acertada tu definición de la ley... A su medida.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Soco, no tengo enmienda.

      Gracias.
      Besos

      Eliminar
  5. Si yo fuera un niño (aunque un poco lo soy) me bastarían los dos últimos versos, ahí entendería realmente qué es la ley porque si me lo explican desde “los hombres” (entiéndase adultos) me quedaría con los ojos despatarraos’ y seguramente preferiría preguntar: ¿Me compras un helado?
    Siempre he sido una descreída, y va en aumento: De la ley, de los políticos, de la palabra igualdad, del amor, de los ángeles, de los hombres (aunque lo lea un hombre), del “El que madruga, Dios lo ayuda”, y de otras tantas cosas (hasta de mí misma, hay días que soy una urraca-confundida que no sabe adónde posarse) La ley es para unos pocos.
    Acá está nublado, mejor no me pongo a filosofar barato y me hago un cafecito. ¿Quieres? Suele salirme aguado, pero seguro que tú dirás: Está buenísimo Vivian!
    Y sí, si eres un santo, como diría mi abuela. Jaja.
    Besos Impersonem!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te confesaré que los dos últimos versos están inspirados por la frase que se dice en una película que no me acuerdo cómo se titula. La frase en cuestión es la siguiente: "La Ley es una red que caza moscas y deja libre a los halcones"... por lo tanto el mérito no es mío sino de los guionistas de esa película...

      Creo que tú sabes muy bien cómo está el panorama y de dónde emanan los códigos que nos rigen...

      Pues yo en mi juventud he sido muy ingenuo... ahora también... pero he visto y constatado cosas al respecto de lo que digo que me han tocado bastante la moral y he combatido todo lo que he podido e incluso un poquito más... puedo decir que soy un desengañado de muchas cosas pero tan tozudo que no para en su afán de "derribar muros a golpe de cabeza"... y bueno, sabes que a mí la política sí me interesa mucho...

      Puedes dejar de creer en todas esas cosas que citas pero en ti cree siempre... como se dice en el libro de Juan Salvador Gaviota, y yo me lo repito de vez en cuando, pues también tengo mis bajonazos y últimamente muchos: "Tú puedes ser lo que quieras, tam sólo existe un obstáculo, tú mismo"... nada, como decía no sé quién: "¡Quién dijo miedo habiendo hospitales!" Autoconfianza y más autoconfianza aunque caigan chuzos de punta.

      Tendremos que luchar por una Ley para todos.

      Por aquí estamos en pleno verano como ya sabes, mi estación favorita, luz y calor, y estos días está haciendo muy bueno...

      Desde hace mucho tiempo soy medio adicto al café, me gusta bastante cargado, pero seguro que el que haces tú está buenísimo sí...

      Besos.

      Eliminar
  6. Algún dia lo entenderá. Gracias por compartir. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  7. Me gustaría decirte que lo que expresas en los dos últimos versos no es verdad...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría que me lo pudieras decir...

      Abrazo

      Eliminar
  8. Tus palabras hacen reflexionar,
    Muy interesante tu blog, te seguiré leyendo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo pretendo compartir ideas.
      Gracias, siempre serás bien venida.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Cuanta verdad hay en estas letras... que triste que sea así. Algun día los seres humanos no necesitaremos siquiera leyes, porque no se nos cruzará ni por un segundo la idea de dañar, de que uno vale más que el otro, de que mis intereses pesan más.

    Lindo blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé Katrina, ojalá fuera como dices y tu esperanza se convirtiera en realidad, pero me temo que los humanos tenemos una condición muy cainita... la historia da fe de ello y somo tozudos a la hora de repetirla...

      Gracias.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Yo también creo que es así la Ley, que no es igual para todos, que quiénes tienen que estar dentro son los que están fuera, y viceversa, la Ley no pareciera legal, para todos igual, la Ley parece que solo es para unos cuantos, es tristemente penoso, pero así es.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es igual para todos... leyes ad hoc... y una trastienda donde sobran tejes y manejes... pero parece ser que la gente empieza a tomar conciencia de ello y tal vez un día próximo o más lejano se logre cambiar con la implicación de todos...

      Besos.

      Eliminar