viernes, 22 de febrero de 2019

COSAS Y QUESOS.









Los ratones de mi casa
se han comprado una corbata
porque dicen que están hartos
de estar todo el día en bata…

Se la han puesto con un traje
y se han ido a buscar queso,
como yo no tengo gato
les despedí con un beso;
en mi casa se comían
el trigo que no tenía
y se arrascaban sus huesos
con aspecto de traviesos;
les puse un puente de plata
(ahí era yo el travieso),
y en un sentido hasta luego,
y, también en sentido ruego,
les dije con rostro tieso:
¡dejad de darme la lata!

Me había acostumbrado a ellos
por cojines y razones
que no alcanzo a comprender…
y más sabiendo que ahora
se ha puesto muy de moda
imponer el emprender…
¡qué trúhanes!
hace tiempo me perdieron el respeto;
siempre los veía campando
con Pinochos cuyo padre
nunca se llamó Geppeto.

No sé si aguardo o temo su regreso
sea de éxitos cargados
o de fracasos rendidos,
mi hospitalaria empatía
nunca calcula las pérdidas
y aunque he tapado agujeros
la puerta siempre está abierta;
mas puede ser que en buen uso
de su traje y su corbata
el queso que ellos consigan
les dé para emanciparse
y siempre que vengan a verme
nunca decidan quedarse.

Impersonem.


12 comentarios:

  1. Nada como el casero animal de compañía

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Iba leyendo y mi sonrisa era cada vez más grande.
    Es un poema travieso y divertido... y también tiene un punto de ternura.
    Me gusta el ritmo... la rima le da fuerza también.
    Muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que esta humilde composición poética sobre roedores haya fomentado tu sonrisa y veas en él el punto humorístico que tiene por objeto... gracias.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Qué poema más rítmico y acertado. Ahora ya no puedo dejar de imaginarse a los ratones con corbata...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, tu criterio cualificado me da ánimos para seguir en la ruta del verso ya sea en aventuras de ratones o en el transcurso de ratitos... espero que esa imagen de ratón con corbata se haya disuelto ya en otros paisajes de ver y admirar...

      Abrazo

      Eliminar
  4. Encantador.Con ese tono casiinfantil, casifestivo... tan sabio.

    Cariños, Imper.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soco... yo es que soy así... miro como un niño... juego como un niño... y escribo como me dicta el viento... y sirve para introducir ratones en ratitos más o menos divertidos... sólo quería darle un poco de humor al asunto...

      Abrazo

      Eliminar
  5. Qué dulzura... : )))
    Me has hecho sonreír y eso es de ser mago, además de escribir bien.
    Con respecto a aquella letra cambiada, qué más da si quien escribe lo hace con tanta inteligencia y tanta verdad SIEMPRE.
    Un abrazo grande y sé feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola. No es mérito mío, sino de la fuente que me inspira...

      La letra cambiada fue un error de teclado que quise corregir pero dejando constancia de ese error... a mí los errores me ayudan a futuro.

      Abrazo

      Eliminar
  6. Me sonreí al ver la imagen y te cuento: es que mi pequeña princesita anda queriendo que se le caiga los dientes de leche y me tienta a contarle lo del ratón Perez, pero creo que le leeré este bello y tierno poema.

    Un abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que esta humilde ocurrencia mía te haya hecho sonreir... y espero y deseo que la muda de dientes de tu princesita sea rápida e indolora... y lo del ratoncito Pérez cada cual lo gestiona según su buen parecer...

      Abrazo

      Eliminar