sábado, 26 de julio de 2014

DENTRO DEL EDÉN




 








"Expulsión del Edén", de Miguel Ángel. Capilla Sixtina
Imagen de Wikipedia


Dentro del  Edén plantó su árbol,

el  árbol  que en amor reparte fruto,

que queda sin cosecha con el  odio,

se queja y se contrae con la guerra.



Dentro del  Edén estaba todo,

al  todo le restaron ya una parte

que el  mundo somete a sus disputas

y poco a poco lo destruyen.



Dentro del  Edén nació mi alma

y fue alimentada de ese árbol,

que posterior a mi niñez, casi mayor,

se contagia con el  mundo.



Dentro del  Edén queda mi gloria

que la infancia tradujo en inocencia,

dentro del  Edén quedó mi esencia,

esencia que en sí misma es el  espíritu.

Impersonem.




16 comentarios:

  1. El Edén como imaginario colectivo es fantástico.
    La realidad me temo que no tanto.
    Cuando perdemos la inocencia se acabó la magia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón en lo que dices, la realidad no es tan fantástica...

      Bueno, los símbolos sirven para expresar cosas...

      Tal vez el género humano algún día se dé cuenta que ese conociminto debería ponerlo al servicio del AMOR; y tal vez entonces dejaríamos de estar exiliados en los arrabales de la existencia.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Precioso poema (y sigo leyéndolos en voz alta).

    Sigues en el Edén. No cuela que te hayas quedado sin esencia y, por ende, sin espíritu.

    El espíritu Impersonem, tengo que ir descubriéndolo.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, hace mucho que lo escribí, aunque lo retoqué un poquito... ni siquiera es un poema... son ocurrencias puestas en versos muy anárquicos (me da mucha pereza rimar y medir)...

      Seguro que tu voz y entonación los mejora considerablemente...

      No, no sigo allí, fui expulsado por pedir explicaciones... hace tiempo escribí esto al respecto:

      Que se pongan de acuerdo
      los cronistas de entonces
      en si Adán se tragó la manzana
      o como dice su historia clínica
      se le quedó atragantada.

      Que me expliquen los exégetas sacros,
      con razones profundas
      más allá de la fe y del acato,
      el meollo de por qué tal ingesta
      condenó al ser humano
      a cadena perpetua.

      Creo que no me he quedado sin esencia, la verdad sea dicha, pero la tal esencia mía es muy particular y muy rara... y mi espíritu la ha debído de liar parda en otras vidas (decucciones de la ley de causa-efecto)...

      El espíritu Impersonem es... es muy raro en el mejor sentido de la palabra (con perdón)...

      Saludos.

      Eliminar
  3. Tienes un espíritu muy creativo, además de un ritmo en las palabras que hacen eco por su interpretación. Lástima que al todo le hayan restado una parte porque cuando esto ocurre a pedazos se desgaja lo que resta.
    ¡Saludos impersonem, gran poema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me da por escribir lo que pienso y salen estas cosas tan anárquicas y raras... no sé si le pongo ritmo al asunto... casi siempre las escribo medio entonándolas (pero yo canto fatal)...

      Alguien dijo que "el todo es más simple que la suma de sus partes"... vivimos en el "yo" y en el "mío" en vez de en el "nosotros" y en el "nuestro"... y hasta que no reconsideremos tal comportamiento no saldremos de la caverna...

      Saludos.

      Eliminar
  4. recuerda que ese árbol era también el de la sabiduría...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Pedro... del conocimiento del bien y del mal, o sea, del conocimiento total, ya que tales extremos podrían ser un merismo... pero viendo los resultados, la manzana que manducaron estaba poco madura o llena de gusanos...

      ... aunque tal vez, com el tiempo hemos ido degenerando y perdiendo la memoria...

      Debo aclarar que no soy creacionista pero en tal historia hay algo en lo que profundizar: ¿ADAN = ADN? ... Bueno, entraríamos en el rollo del Adán cromosómico y la Eva mitocondrial y bla bla bla...

      Abrazo.

      Eliminar
  5. Pues entonces tu espíritu tiene que vivir allí muy feliz, Un beso.
    Me alegro¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi espíritu me acompaña en este destierro por los arrabales de la existencia... en mi infancia quedó la esencia primigenia que me habitaba... y joder, pensándolo bien, tanto en mi infancia como ahora, siempre he sido un ingenuo...

      Gracias.

      Besos.

      Eliminar
  6. Pues tuyo es... el espíritu y sea como sea es el que tienes...
    Pero si es como escribes a mi me parece interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Inma, es el que tengo... pero te aseguro que es muy complicado, muy particular y muy inexplicable...

      Esccribo ocurrencias y tengo muchas dudas sobre si ello puede interesar a alguien...

      Gracias.

      Besos.

      Eliminar
  7. Dentro del Edén queda la ilusión y la magia, ¿y fuera del Edén? ¿qué queda fuera del Edén?

    Me gustó el poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuera, trifulca tras trifulca... desconocimiento... preguntas... ausencia de respuestas... hambre... guerras... enfermedades... en fin, como decía no sé quién: "Adán se comió la manzana y todavía nos duelen los dientes"... yo siempre me he preguntado por qué tal ingesta condenó al ser humano a cadena perpetua, y no encuentro razón lógica... te estoy hablando en sentido figurado, pues yo no soy creacionista, aunque creo que la historia esta tiene en su fondo un quid sobre la existencia...

      Besos.

      Eliminar