domingo, 19 de enero de 2014

EL HUERTO DE LA SOLEDAD

                                                            imagen de Wikipedia



En las horas que paso
en el huerto de la soledad,
he llorado
por mis causas perdidas
por las tuyas
y por las de los demás;
he sudado la sangre
que quedó retenida
en la viejas heridas
que cerraron en falso;
las espinas que llevo
en el alma clavadas
son tantas 
que matan mi vida;
martillean en mis oídos
los pasos de un Judas...
los pasos de un Judas...
los pasos de un Judas...
los pasos de un Judas...
hasta no poder más.
 


19 comentarios:

  1. Existen delirios que son aullidos del alma, pidiendo una ayuda para superar el dolor y/o la verguenza... Como dicen, el pasado debe quedar atrás poque ya pasó, pero qué dificil es cumplir con esto cuando el pasado vive en nuestra mente, y si fue un pasado cargado de culpas no superadas, peor aún. Debemos encontrar la forma de cerrar las heridas, con fe, con apoyo, etc... Tu poesía me inspiró mucho, me pasé de largo... Gran tema, gran poesía.........

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paty. Efectivamente, tal como dicis es difícil dejar atrás las penas, sobre todo cuando éstas marcan el presente y pueden determinar el futuro... pero bueno, "suficiente para cada día es su propio mal", así que le daremos a cada día su espacio y su tiempo y ya veremos...

      Besos.

      Eliminar
  2. Tremenda inspiración, Impers!
    Un fuerte abrazo,
    Fer

    ResponderEliminar
  3. Tremenda inspiración, Impers!
    Un fuerte abrazo,
    Fer

    ResponderEliminar
  4. Las heridas que parecían cerradas vuelven a supurar y es que es un escalofrío, sensaciones que no hacen más que alimentar lo que se vivió, lo que se contó que esas espinas Impersonem que cortan como como un aspa afilada. Donde la humillación se hace patente la dignidad baja los ojos,
    eso nunca...

    Besos



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Soledad... no en vano recordar significa "volver a pasar por el corazón", lo cual nos hace sentir una y otra vez la sensación que tuvimos la primera vez... y sí, las espinas laceran cada parte del cuerpo y del alma sin que haya forma de extraerlas...

      Besos.

      Eliminar
  5. En todas las repartos, incluso en los del dolor, siempre hay algunos que tocan más que otros (creo que suele ser para aquellos de almas sensibles porque los hijos de p…, perdonando el término, siempre caen bien parados, como los gatos)
    Igual, hay que seguir, no queda otra. Imponerse a las espinas, y a esas ganas de tirar la toalla. No sé Impersonem, me cuesta dar una opinión certera, si es que la hay.
    A veces veo la gente pintando pajaritos de colores, diciendo que la vida es hermosa, y los admiro; vivir es un arduo trabajo.
    Mejor no sigo porque no sería capaz de hilvanar un comentario optimista y eso es lo que menos necesitas, pálidas.
    Te mando un beso, y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vivian. Supongo que a todos nos toca lo nuestro y, ya sean cosas parecidad o totalmente diferentes, cada cual las lleva como puede... supongo que la personalidad, la educación y otros determinantes nos hacen afrontar las cosas de una u otra manera...

      Es cierto que pareciera que unos tienen una vida más fácil que otros a los que pareciera que les tocan todas las desgracias... yo pienso sobre ello pero nunca hallé respuesta alguna...

      Yo ya no sé cómo es la vida, y no sé por qué es así... no sé quién la diseñó ni por qué lo hizo así... una vida que se basa en la depredación y en el egoísmo es difícil de comprender... aunque hay gente que así la ven perfecta y cuanto más depredan y trepan mejor se sienten...

      Tus comentarios siempre me alegran.

      Besos.

      Eliminar
  6. Es así, en ese huerto se cultiva demasiado dolor y lo de los mas peligrosos, los que nos hacen pagar por deudas contraídas por otros.


    Abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Cecy, estamos en un mundo y en una vida teledirigida y manipuelada con cuerdas de marioneta desde la trastienda... nosotros somos los paganos... esclavos de un sistema que nos hiere cada día y nos hunde en el desánimo...

      Besos.

      Eliminar
  7. En soledad llueven las nostalgias, y se recuerdan en silencio las penas que nos ahogan, en soledad, se cultiva la tristeza.

    Un placer leerte, Impersonem, no dejes nunca de compartir tus emociones, espero ya la siguiente entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. En soledad nos encontramos frente a nosotros mismos y frente a lo que nos determina, sea para bien, para regular o para mal... y frente a ello tratamos de buscar respuestas, soluciones y salidas y vemos que las respuestas son contradictorias, que las soluciones no llegan y las salidas están muy lejos... sólo la tristeza nos alcanza como compañera de viaje... pero siempre nos queda un hilo de esperanza para cada mañana...

      Besos.

      Eliminar
  8. Llorar por causas perdidas... No nos queda otra, al parecer.

    Un abrazo fuerte. Imper.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Soco... toda lucha tiene sus derrotas... pero cabe la esperanza de que un día Morfeo sea desterrado de nuestro lado y con los ojos abiertos, todos unidos y a una, tracemos un horizonte donde la paz, la igualdad y el amor sean los objetivos a alcanzar... estoy seguro de que entonces sobrará de todo para todos y las buenas vibraciones curarán todos nuestros males... ya sé que suena a ingenuidad pero tengo la esperanza de que así será ¿por qué no?

      Besos.

      Eliminar
  9. Cuando abres los ojos de verdad te das cuenta que estás absolutamente solo en el mundo.
    Da igual quien te rodee.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... ante tantos peligros que nos acechan... ante tantas incógnitas que nos inquietan... ante la nada y el todo... ante los espejos que ignoran nuestro interior... ante tantos ojos que nos juzgan sin conocernos... ante el viento y la marea...

      Saludos.

      Eliminar