viernes, 5 de mayo de 2017

PÁJAROS DE MAL AGÜERO






                                                                         Los cuervos Hugin y Munin sobre los hombros de Odín.
                                                                              Imagen de Wikipedia

                       "La desesperanza está fundamentada en lo que sabemos, que es nada,
                             y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo".
                                                                                             (Maurice Maeterlinck)

Lágrimas, venid en pos de mi pena,
drenad a través de mis ojos el suspiro
y haced de mi rostro un calvario húmedo
por donde resbale la pasión del hombre;
de ese hombre romántico y dolorido,
de ese hombre loco y utópico... triste.

Los ojos son una válvula de escape
por donde sale la presión del alma;
la lágrima es rabia, dolor o emoción
que sale del corazón para salvarle.

Soy un payaso, un loco hecho de vergüenza;
tal vez el último utópico consciente
de la lágrima viva y del poema roto
(cuando se rompe el poema, se disuelve la esperanza)

Y ahora...
busco poemas que surjan desde adentro,
desde lo más profundo de mi corazón,
desde la más firme de mis convicciones...

busco poemas inspirados: 
en el viento…
en los sueños...
en el tiempo...
en los campos más abiertos...
en los pájaros que vuelan...
en los ojos más sinceros...
en las manos filantrópicas...
en las penas de mis duelos...
en mis risas y alegrías...
en las huellas de mi suelo...
en las voces y en los ecos...
en el  mundo y en el cielo...

busco poemas, cuando miro, en lo que veo...

busco poemas, pero no encuentro...

(los malos encantadores 
los han desaparecido
en sus sombreros) 

Impersonem

6 comentarios:

  1. encontraste inspiración en la desesperanza

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Por eso mismo deberían prohibir algunos sombreros.

    ResponderEliminar
  3. Un poema siempre es una gran búsqueda, vale la pena intentarlo mi estimado Impersonem. Creo que en los momentos más tristes, la palabra suele ser un alivio, y el llanto también; los hombres sí lloran.
    Es muy bonito, y melancólico. No eres un payaso, eres un hombre lleno de valores que sabe lo quiere, y lo que siente. A veces no se puede luchar contra ciertas vivencias, sólo hay que aprender a convivir con ellas, despacio.
    Espero estés bien, dentro de lo cabe, con mucho apoyo de tu familia.
    Respira, mira a los pájaros, toma un café en un bar pequeño, y quién sabe, por ahí bajan las musas.
    Te aprecio, siempre.
    Vivian

    ResponderEliminar
  4. Este poema es magnífico.
    Se puede leer la pasión y el latido.
    Bravo!!!

    ResponderEliminar
  5. ...el poema está ahí, en el cerquita. Esperando a saltar. Pero no sabemos verlo.

    Hay que seguir buscando.

    Besos.

    ResponderEliminar