sábado, 24 de junio de 2017

A PROPÓSITO DE ALDOUS HUXLEY



                                         Imagen de Wikipedia


 "Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar. Sería esencialmente un sistema de esclavitud, en el que gracias al consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre" (Aldous Huxley)

Hoy quiero traer a este espacio este texto del libro de Huxley "Un mundo feliz", en pocas palabras dibuja una realidad que a mí, no sé si a vosotros, me resulta muy familiar a poco pensar en el motor y las correas de transmisión que mueven esta sociedad y los métodos que se emplean para conducir y determinar nuestras conductas e intereses. Tal vez mi paranoia me lleve a afirmar lo que estoy afirmando, pero al profundizar en el texto de Huxley y compararlo con la "realidad" (o trampantojo) me hace sentir más acompañado en mi forma de pensar y de analizar el modus vivendi de esta sociedad en la que me integro (a duras penas) y en la que juego mis bazas de indefenso quijote.

Cualquier parecido de la realidad con el texto de Huxley es... ¿pura evidencia? ... yo creo que sí... y tal vez más gente lo vería así si no cabalgara desbocada en las urgencias y precipitaciones de un sistema que clava sus espuelas en los ijares de los caballos perdedores que monta el común de los mortales; tal vez la gente común lo vería así si, haciendo también común el mejor de sus sentidos, templara sus ánimos y mirara amplia y profundamente la esencia de cada porqué y de cada paraqué... 

Tal vez esta sociedad, sin darse cuenta, esté siguiendo los dictados equivocados por desinformación, falta de análisis o miedo... defendiendo las cercas que la atrapan y convirtiendo en ídolos los imaginarios de los dueños de los becerros de oro que, a su vez, también son dueños del maná de cada día que escasea en la mesa del común de los mortales... 

Pensemos... pensemos hasta encontrar las razones que nos mueven y ver si son las que nos "convienen" a corto, medio y largo plazo... porque como rige un proverbio indio "La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos"... debemos, pues, asegurarnos de que ese préstamo les es devuelto en la mejor de las condiciones... no podemos quedarnos pasivos ante las fuerzas que la explotan, esquilman y destruyen... ¡no podemos dejar a nuestros hijos sin un hábitat sano que nutra su futuro! ¡No podemos dejarles a nuestros hijos el falso espacio de libertad que vive dentro de las cercas de los dogmas políticos, económicos, religiosos y mediáticos! 

Si queremos que este mundo distópico alcance la Utopía donde la equidad y la filantropía sean la esencia primordial de un sistema de plena libertad, tenemos que despertar de la hipnosis que nos han inducido los malos encantadores a través de sus medios de programación, desinformación y propaganda, no podemos dejarnos derrotar por la desidia y el miedo; no podemos dejarnos acorralar y "encorralar" por las cercas de un sistema esclavizante... 

No sé por qué he escrito esto... yo suelo escribir locuras en verso... tal vez porque me duele todo el dolor de todos los dolientes de este mundo... tal vez porque mi inconsciencia me lleva a estas peroratas en estos bajones anímicos que habitan en mí... tal vez porque mi ignorancia es más atrevida que la de ningún otro ser porque es, también, más grande que la de cualquier mortal... no lo sé... pero así lo pienso y así lo digo... y así lo escribo... tal vez para que, al releerlo cualquier mañana de las que habrán de venir, me avergüence de mi ignorancia y me arrepienta de mi imprudente temeridad...

¿Quién nos puso en esta noria
a perseguir zanahorias
dando vueltas sin parar
 y sin llegar a algún sitio
donde poder descansar?

¿Quién con palo severo
arrea a la humanidad
para que ande ligera
sin saber adónde va
negándole tiempo y espacio
donde pararse a pensar?

¿Quién ha llenado de cercas
esta cruda realidad
donde el rebaño pasta
entre lobos sin piedad
que disfrazan lo que son
bajo "lana" de metal?

¿Quién barniza la mentira
con palabras de "verdad" 
haciendo que los engaños
nos parezcan libertad
y que sólo veamos máscaras
cuando es carnaval?

¿Quién ha puesto tanto cebo
en las trampas y en los anzuelos
donde nos sirven el pan
que buscamos cada día
para poder nutrir
la esperanza que nos guía?

¿Quién se esconde tras el velo
que han tupido con misterios
y entretejiendo los dogmas
que nos rigen en la Tierra 
y nos prometen el cielo?


Quien quiera encontrar respuestas que se salga del rebaño... y cuando sueñe se agarre a sus sueños de la mano... y al despertar no los suelte por más que la "realidad" le tiente con sus engaños... pues sólo en los sueños de cada uno habita la verdadera realidad en la que cree...

Impersonem.

9 comentarios:

  1. Antes de morirme me gustaría ver el inicio de una revolución que acabara con esta farsa... una farsa que si no acabamos con ella acabará con nosotros y por supuesto con el planeta.
    Cuando oigo a los ladrones llenarse la boca con la palabra "democracia" me dan ganas de yo qué sé.... este sistema putrefacto, sin separación de poderes, con los gobernantes al servicio de los poderosos y robando a manos llenas merece una revolución que no tenga piedad.
    O ellos o nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Amén!
    siempre se me crece el alma con vuestras letras.
    Abrazos para los dos.
    Que ellos nos hacen tan vecinos.

    ResponderEliminar
  3. Aparentemente han ganado la guerra. Esperemos que el neoliberalismo entre en colisión antes de que nos aniquila definitivamente

    Muy buena. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Un libro que sigue siendo de imprescindible lectura. Ya estamos, aunque no nos lo parezca, en ese mundo feliz... ya estamos.

    ResponderEliminar
  5. Ya verás tú, Dios nos prometió el cielo pero al saber que Dios no existe nada es lo que importa, ni el mundo, ni los semejantes. Nada interesa mientras sea a nuestro favor.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. No me sale nada, leo y me alcanza un cansancio que me atraviesa desde hace algún tiempo, sobre todo que no he visto hasta ahora algún cambio, quizás desee lo mismo que el Toro, antes de morir.

    De cualquier modo, siempre es una alegría leerte, aquí o en mi casa.

    Un abrazo grande mi amigo

    ResponderEliminar
  7. Tus reflexiones, expresadas con palabras sutilmente seleccionadas, me muestran un corazón muy grande y generoso. El tuyo, amigo impersonem.

    El mundo sería más llevadero con unas cuantas personas como tú.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Excelente, y acertada, la frase de Aldous Huxley, la vocación de esclavo está dentro de la naturaleza humana, la libertad es demasiado arriesgada para vivirla.

    No me pareces ignorante, tus reflexiones son interesantes. Cada vez creo menos en la posibilidad de la Utopía (y está mal que yo lo diga).

    Tu poema tiene mucha fuerza.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  9. Quen?... Todos lo sabemos y los conocemos, pero cada día vamos perdiendo la esperanza de poder impedírselo.

    Besos

    ResponderEliminar